Justiniano de la Peña, de Torrijos, ha sido el ganador de esta tercera edición, en la que se han pre

MENÚ PRINCIPAL

NOTICIA AMPLIADA


EL III CONCURSO DE FOTOGRAFÍA DE LA DIPUTACIÓN RECIBE MÁS DE 300 FOTOGRAFÍAS, SUPERANDO EN PARTICIPACIÓN A ANTERIORES EDICIONES

09-Noviembre-2020

El ganador se ha alzado con el principal galardón por su fotografía “El agua en estado sólido”, una fotografía que refleja el efecto del rocío sobre la naturaleza, realizada en Torrijos, de donde es natural el autor.

La segunda clasificada ha sido Margarita Aguilera, con la foto “¡Agua!”, de Seseña, mientras que la tercera instantánea premiada ha sido para la titulada “Serenidad”, de Fernando María Redondo, de Leganés. Además, se han concedido dos menciones especiales a Juana María López, por “Tres en raya”, de Guadalajara, y Diego Estepa., de Oropesa, por “Senda ecológica del Tajo”, en Toledo.

Una selección de las mejores imágenes del concurso se incluirán en los próximos meses en las exposiciones itinerantes patrocinadas por la Diputación de Toledo y la Asociación Fotográfica de Toledo (AFT)

El III Concurso de fotografía que convoca la Diputación de Toledo en colaboración de Toledo, y que este año proponía como tema a retratar “El Agua, como elemento esencial para la vida”, ha recibido más de 300 trabajos, convirtiéndose así en la edición que mayor participación ha registrado de las tres convocatorias celebradas hasta la fecha.

En esta tercera edición del concurso fotográfico, que comenzó en 2018, se han sobrepasado todas las previsiones de participación, superándose las 300 fotografías correspondientes a 107 participantes.

Y entre esas más de 300 fotografías el jurado del concurso falló el pasado viernes que el ganador de esta tercera edición sea Justiniano de la Peña, de Torrijos (Toledo), con una fotografía titulada “El agua en estado sólido”, que refleja el efecto del rocío sobre la naturaleza, realizada igualmente en la localidad torrijeña.

El segundo y tercer premio han ido a parar a Margarita Aguilar, de Seseña (Toledo), con la foto “¡Agua!”, capturada en la misma localidad, y Fernando María Redondo, de Leganés (Madrid), por “Serenidad”, tomada en las lagunas de la localidad toledana de Villafranca de los Caballeros.

Según la decisión tomada por el jurado, formado por miembros de la Diputación provincial y la Asociación Fotográfica de Toledo, se ha considerado conceder dos menciones especiales a Juana María Rojo, de Guadalajara, por “Tres en raya”, fotografía tomada en el Casco Histórico de Toledo, y a Diego Estepa, de Oropesa (Toledo), por “Agua de seda”, realizada en la senda ecológica de la ciudad de Toledo.

El jurado ha valorado la originalidad de las fotografías, la técnica utilizada, la calidad artística, la composición, el estilo y la habilidad del fotógrafo, entre otras cuestiones relevantes como el contexto fotográfico y la capacidad para provocar reacciones en el espectador a través de las imágenes captadas.

El ganador recibirá 600 euros en metálico, mientras que para el segundo y tercer clasificado se otorgan 400 y 200 euros, además de diploma y lote de libros para todos.

El tercer concurso fotográfico de la provincia de Toledo, promovido por la Diputación provincial en colaboración con la Asociación Fotográfica de Toledo, ha tenido como tema central el agua en todas sus manifestaciones: arroyos, ríos, fuentes, lagunas, embalse, y todas sus variantes, con la única condición de hallarse en la provincia de Toledo.

Cada participante ha podido hacerlo con la presentación de hasta tres fotografías en formato digital, con la obligación de haber realizado esas instantáneas en territorio de la provincia de Toledo, habiendo debido los autores georreferenciar las mismas o indicar el lugar exacto en donde estaba tomada cada imagen.

Las dos ediciones anteriores se ocuparon de los castillos de Toledo, en el año 2019, mientras que el de 2018 se centró en el Sitio Histórico de Santa María de Melque, coincidiendo con el 50 aniversario de la adquisición de este monumento visigodo por la Diputación de Toledo.

Año tras año se consolida un certamen que busca destacar los rincones más atractivos de la geografía provincial, plasmado a través de los objetivos de los fotógrafos profesionales y aficionados, para dejar constancia documental de los lugares más sugerentes de la provincia, ya sea desde parajes y recursos naturales o la puesta en valor de nuestro patrimonio histórico-artístico, entre otras posibilidades de futuras ediciones.

El aumento de la participación anima a la Diputación de Toledo a continuar con las convocatorias de este concurso, que recibe el respaldo creciente de los participantes en su afán de recoger, a través de sus máquinas fotográficas, toda la belleza que atesora la provincia de Toledo.

Gracias a este concurso las fotos realizadas pueden ser disfrutadas por mayor número de personas, sobre todo teniendo en cuenta que una selección de las mismas podrán formar parte de exposiciones itinerantes patrocinadas por la Asociación Fotográfica de Toledo y la Diputación de Toledo, tal y como ha ocurrido en las anteriores ediciones.-