Turismo

MENÚ PRINCIPAL

TURISMO

Última modificación

04-11-2017

También puede acceder, en TURISMO a...
La Mancha

La Mancha

 INTRODUCCIÓN.

Se extiende al sureste de la provincia. Los primeros rasgos de la comarca comienzan a ser claros y contundentes en Mora. Sus límites: al norte la Sagra, al oeste la Tierra de Toledo y los Montes, al sur la división provincial ciudarrealeña y al este la Mancha de Cuenca, Mancha Alta o de Montearagón.

No siendo La Mancha Toledana de fácil delimitación, pueden servir para su localización ciertas peculiaridades. En lo puramente físico domina la planimetría del terreno, sólo interrumpida por leves elevaciones, inicios o estribos de los Montes de Toledo. En sus cumbres, antiguos o restaurados, molinos de viento y castillos majestuosos, testigos de una tierra de frontera. Los ríos Algodor, Amarguillo, Riánsares, Cigüela... riegan terrenos, generalmente arcillosos, aptos para cereales, buenos para la vid y excelentes en algunas zonas, Mora por ejemplo, para el olivo; los de Consuegra y Madridejos son ideales para el azafrán.

Lagunas de Villafranca

Lagunas de Villafranca

De esta arcilla se fabrican las tejas árabes, la alfarería típica y los tapiales de las antiguas casas. Los pueblos, distantes entre sí, son de los mayores de la provincia. En el campo las quinterías, vestigios de un próximo pasado, son caseríos formados por la agrupación de casas de campo de diversos propietarios en las zonas agrícolas alejadas de los pueblos, utilizadas únicamente en los días de labranza y en las recolecciones, en otros tiempos fueron escenario de un peculiar folklore y gastronomía. Aún pueden verse por la calle labriegos de blusa negra, faja y pañuelo, de "gorro" a la cabeza y mujeres con sayas negras, toquilla, delantal y pañuelo también negro anudado a la barbilla.

Plaza Mayor de Tembleque

Plaza Mayor de Tembleque

En otro orden de cosas, lo cervantino o lo quijotesco marca la comarca. Hay suficientes molinos para la aventura de los gigantes, no faltan posadas y ventas evocadoras, pacen rebaños como ejércitos y, en fin, en ella se asienta El Toboso, cuna de Dulcinea.

 EL CLIMA

El clima de La Mancha Toledana como el de toda la región es continental. Los calores son cortos "de Virgen a Virgen" (del 15 de julio al 15 de agosto) y la casa manchega tradicional está preparada para ellos. Llueve en primavera y los otoños son largos y soleados. 


 VINOS

Los vinos de esta comarca son vinos de La Mancha, con lo cual ya está dicho todo o casi todo. Se podía hacer distinción entre el vino de Yepes y el de Mora, el de Quintanar (localidad famosa también por sus anises), y el de Noblejas; pero como aquí no es posible, basta generalizar que todos ellos son de variedad "Airen" y algunos de los tintos "Cencibel". La graduación entre los 12 y los 13,5 grados. Los blancos son pálidos, finos y frescos al paladar; los rosados y claretes, aromáticos y ligeros; los tintos, suaves, afrutados y algo abocados.

 

 CAZA

La Mancha toledana es buena tierra para la caza. Entre las aves, la paloma torcaz, la tórtola, la perdiz y -más localizadas- la avutarda y algunas aves acuáticas en las lagunas de la comarca. De la caza de pelo, el conejo y la liebre; de ambas especies Toledo es primerísima provincia española y esta comarca muy abundante en estos animales.


 GASTRONOMÍA

Ni el pisto, ni las migas, ni las gachas, exigen para su preparación ingredientes extraños: pimiento y tomate; pan sentado con chorizo, panceta o uvas; harina de almortas -titos, dicen aquí-.
Pero a los tres platos hay que darles el punto exacto, "a su amor", despacio, con mimo casi. Así se hacen el cocido, la perdiz escabechada o estofada, los galianos -mezcla de carnes de caza con una torta especial-, las patatas en caldillo, etc. Los postres dulces y de sartén -hojuelas en Carnaval, torrijas para Semana Santa, sopa de almendra y mazapán en Navidad y puches dulces- siempre, no excluyen los melones de estación, o de invierno, las uvas de cuelga y el sabroso mostillo. La bebida regional es la zurra, preparada en barreño de barro, hondo; la proporción es dos litros de vino blanco por uno de agua, azúcar y cortezas de limón. Admite más cosas, pero ésta es la zurra clásico.

 

Crestería de Consuegra

Crestería de Consuegra

 LA TIERRA DEL QUIJOTE Y DULCINEA

La Mancha toledana y concretamente EL TOBOSO, es la patria privilegiada de una de las más bellas y famosas criaturas literarias que acompañan a Don Quijote, Dulcinea del Toboso, inspirada posiblemente en una histórica Ana, de apellido Zarco, (de "dulce Ana", Dulcinea) que vivió en el pueblo cuando Cervantes recorría estos lugares. Hoy se ha reconstruido la casa donde vivió Dulcinea y se ha convertido en Museo del Amor y también Museo de la propia Casa Manchega, sencilla y apacible, pero en la que siempre hay sitio para una fantasía, llámese Don Quijote o Dulcinea.


 ARTESANÍA

Hay en la comarca sitio para el buen quehacer artesano, tan próximo al arte mayor. El barro se trabaja y se transforma en Ocaña -los célebres botijos-, en Villafranca de los Caballeros, en Consuegra. Mora, con gran tradición en los trabajos en hierro, hacía hasta ayer cencerros y cuchillería; hoy fabrica romanas para pesar. También alfombras. En Quintanar, aún se hacen balanzas romanas. Labores de esparto en Almonacid y El Romeral. Enea y mimbre en Consuegra. Muebles en Villacañas, Consuegra, Quintanar, Tembleque, etc.


La fabricación artesana de mazapanes, quesos, vinos y aceites, es común a toda la comarca.


 NO DEJE DE VER . . .

  • CAMUÑAS: Museo de Pecados y Danzantes (Corpus Christi).
  • CONSUEGRA: Museos, Crestería manchega: con sus 11 molinos de viento y su castillo del S. XI-XII, presa, acueducto y estanque romanos, palacio del Gran Prior.
  • CORRAL DE ALMAGUER: Iglesia de la Asunción, monumento nacional.
  • EL ROMERAL: Molinos de viento.
  • EL TOBOSO: Museo del Amor (Casa de Dulcinea) y Biblioteca Cervantina.
  • LA GUARDIA: Viviendas trogloditas.
  • MADRIDEJOS: Plaza Mayor, viviendas trogloditas, Paraje natural "Sierra de Valdehierro".
  • MORA DE TOLEDO: Panorámica de los olivares desde el castillo. Almazaras y bodegas.
  • OCAÑA: Plaza Mayor, la Fuente Grande, el rollo, Museo "Porticum Salutis" (Convento de Sto. Domingo).
  • QUINTANAR DE LA ORDEN: Iglesia-fortaleza.
  • TEMBLEQUE: Plaza Mayor.
  • VILLACAÑAS: Museo antropológico y casas subterráneas.
  • VILLAFRANCA DE LOS CABALLEROS: Alfar, Paraje Natural "Las Lagunas".